Análisis Índice del Dólar Diciembre 30/2009

El dólar medido como el índice DXY se aprecia 0,1% frente a las principales monedas del mundo, cerrando por encima de los promedios móviles de 10 y 161 días y de la línea de tendencia bajista de mediano plazo formada por los máximos de junio 8 de 2009 y julio 8 del mismo año. El índice permanece en la zona de indecisión según las bandas de Bollinger.

Gráfica A

Gráfica A

A nivel diario, el RSI continúa señalando perdida de fuerza en la tendencia al corregir los niveles de sobrecompra observados en días pasados. Por otra parte, el MACD indica que el impulso en el mercado del dólar a nivel global continúa siendo al alza aunque con menor fuerza que en días pasados y con un posible cruce negativo en los próximos días. El ADX continúa ascendiendo aunque a una menor tasa, señalando un pausa en la tendencia alcista del dólar mientras que el DI+ señala que las fuerzas compradoras siguen dominando el mercado aunque con menor fuerza que en días pasados. El índice DXY se ubica por encima de los promedios diarios de 10, 20, 50, 100, 127 y 161, destacando que hoy el promedio de 10 días superó al alza el de 161 y sirvió de soporte para el índice.

Por otra parte, la amplitud de las bandas de Bollinger diarias disminuye a 2,90% y en el mediano plazo la tendencia del dólar a nivel mundial es alcista pues el MACD señala que el momentum del mercado es positivo, el RSI avanza ubicándose por encima de niveles neutrales y el estocástico presenta una pendiente positiva aunque ya en sobrecompra. A nivel semanal, el DXY permanece por encima de los promedios de 10 y 20 semanas y se enfrenta a los promedios de 100 y 161 semanas. El DXY continúa por debajo de los promedios mensuales presentados habitualmente, lo cual señala un sesgo bajista en el largo plazo.

Gráfica B

Gráfica B

En resumen, el dólar a nivel global cierra por encima del antiguo soporte de 77,69, del nivel fibo 61,8% (77,89) del movimiento ascendente 70,7 – 89,62, el promedio móvil de 161 días y la línea de tendencia bajista de mediano plazo formada por los máximos de junio 8 de 2009 y julio 8 del mismo año. Los indicadores como el RSI, el MACD y el estocástico lento señalan correcciones para los próximos días. En el mediano plazo la tendencia es al alza, mientras que en el largo plazo se configura un cambio de tendencia al dejar una vela mensual positiva que cubre por completo las velas de octubre y noviembre y que es una señal poderosa de mayores ganancias en el dólar en 2010. De esta forma, diciembre finaliza una serie de ocho velas con máximos cada vez más bajos.