Análisis Índice del Dólar DXY Agosto 24/2011

El índice del dólar DXY avanza 0,2% frente a las principales monedas del mundo, permaneciendo por debajo del nivel fibo 21,4% (74,54) del movimiento 81,44 – 72,69 el cual ha actuado como soporte/resistencia en las últimas semanas así como los promedios móviles de 10, 20, 50 y 100 días y 10 y 20 semanas. El índice regresa a la zona de indecisión según las bandas de Bollinger diarias.

Gráfica A

Gráfica A

A nivel diario el RSI señala un tendencia neutral con sesgo bajista mientras que el estocástico lento forma un divergencia positiva cerca de la zona de sobreventa, lo cual apoya ganancias en el dólar para las próximas sesiones. El momentum del mercado es negativo aunque inferior a lo observado en las últimas sesiones y el ADX indica que los vendedores mantienen el control del mercado recuperando parte de la fuerza perdida en las últimas sesiones. La amplitud de las bandas de Bollinger diarias disminuye a 1,96% e indica que se aproxima un fuerte movimiento en el dólar.

En el mediano plazo la tendencia del dólar a nivel mundial sigue siendo neutral. El MACD semanal señala que el momentum del mercado es positivo aunque menor a lo observado recientemente y el estocástico lento señala una tendencia bajista. El RSI permanece cerca de niveles neutrales y el dólar se ubica por debajo de los promedios móviles de 10 y 20 semanas, los cuales desde mayo del presente año han actuado como resistencia para el avance del dólar. Por otra parte, el dólar permanece en la zona de indecisión según las bandas de Bollinger de dos desviaciones estándar, cuya amplitud se ha reducido ostensiblemente a niveles que presagian un fuerte movimiento para las próximas semanas. Hay que destacar que este nivel de volatilidad no se observaba desde la semana del 6 de junio de 2008, semana que antecedió una fuerte valorización del dólar de casi 21% entre junio de 2008 y noviembre del mismo año y que corresponde a la crisis bursátil y financiera que comenzó en ese año.

Gráfica B

Gráfica B

En resumen, como he venido mencionando el dólar mantiene un comportamiento lateral alrededor del cluster de promedios diarios, ubicándose por debajo del nivel fibo 21,4%(74,54) del movimiento 81,44 – 72,69 y el nivel fibo 78,6% (75,15) del movimiento 71,05 – 90,3, los cuales se han constituido en una zona de soporte/resistencia para el dólar. En el corto plazo el dólar presenta una tendencia neutral y una fuerte reducción de la volatilidad del dólar. La incertidumbre que continúa afectando los mercados accionarios en las últimas semanas se ha reflejado en un patrón de indecisión en el índice del dólar y los mercados están a la espera del discurso que dará el presidente de la Reserva Federal el día viernes y que podría fijar el rumbo de la política monetaria y los mercados. A nivel semanal el dólar sigue reforzando varias divergencias positivas (RSI) que lo preparan para iniciar una tendencia alcista, mientras continúa formando una base en un rango entre 76,50 – 73,50. La fuerte reducción en la volatilidad semanal apoya un fuerte movimiento para las próximas semanas, tal y como se mencionó en el párrafo anterior. Por otra parte, el objetivo bajista de largo plazo es el resultante del patrón HCH grande que se ha mencionado (71 y 71,50), el cual coincide con los mínimos observados en 2008 y que a su vez son los mínimos de los últimos 12 años. En el mediano la tendencia es neutral con sesgo alcista y largo plazo la tendencia del dólar a nivel mundial es neutral.

Si tiene alguna duda o comentario por favor escríbala en el recuadro al final de la página.

El análisis aquí presentado esta protegido por derechos de autor. Queda prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización expresa de Finanzasydinero.com

Finanzas y Dinero no se responsabiliza por las decisiones basadas en este análisis, el cual no constituye una recomendación de compra o venta de ningún titulo valor. Finanzas y Dinero no se compromete a publicar este análisis de manera diaria y este será publicado en la medida en que el autor o autores dispongan de la información y/o tiempo requerido para ello.