Análisis Índice DXY Febrero 4/2013

El índice del dólar DXYavanza 0,4%, ingresando a la zona de indecisión según las bandas de Bollinger diarias de dos desviaciones estándar y esta probando el promedio de 10 días el cual había superado a la baja la semana pasada.

Gráfica A

Gráfica A

A nivel diario el RSI se recupera acercándose a niveles neutrales mientras que el estocástico lento efectúa un cruce positivo en la zona de sobreventa. El momentum del mercado es negativo e inferior al del viernes mientras que el ADX indica que los vendedores mantienen el control del mercado. La amplitud de las bandas de Bollinger diarias aumenta a 1,40%, indicando que esta iniciando un fuerte movimiento en el índice. El dólar permanece por debajo de la zona de congestión formada por los promedios de 10, 20, 50 y 100 días, la cual impide el avance del índice e indica una tendencia bajista.

En el mediano plazo la tendencia del dólar a nivel mundial es neutral con sesgo bajista. El MACD semanal señala un momentum negativo inferior al de la semana pasada mientras que el estocástico lento hasta el momento ingresa a sobreventa y el RSI comienza a descender de la zona neutral. El dólar cruza al alza los promedios de 161 y 200 semanas, los cuales habían sido superados la semana pasada. A nivel mensual el dólar se ubica por debajo de la zona formada por los promedios de 10 y 50 meses, probando el promedio de 20 meses el cual viene ascendiendo. Los indicadores mensuales señalan un mercado neutral con sesgo bajista destacando que el estocástico lento esta descendiendo de sobrecompra y el MACD señala un momentum bajista.

Gráfica B

Gráfica B

En resumen, el dólar esta en una zona crítica luego de probar sin éxito la línea de cuello de la formación HCH donde el primer hombro lo forma el máximo del 11 de octubre de 2012, la cabeza el máximo del 16 de noviembre del mismo año y el tercer hombro el máximo del 4 de enero del presente año. La línea de cuello se representa por la línea verde discontinua de la gráfica A. Una ruptura de esta línea tendría como objetivo -2,46 puntos desde el nivel de quiebre, es decir estaría entre 76,60 y 76,50. Este patrón HCH podría cumplirse esta semana. En estos últimos cuatro meses el dólar se ha movido en un rango conformado por diversos promedios y niveles de Fibonacci: como soporte tiene el nivel fibo 38,2% (78,7) del movimiento 88,69 – 72,70, el promedio de 161 semanas  y el promedio de 50 meses y como resistencia el nivel fibo 50% (80,69) del movimiento 88,69 – 72,70, los promedios de 127 días,  50 semanas y 10 meses. El DXY se ubica por debajo de la linea de cuello de la formación HCH de largo plazo que se menciona más adelante. A nivel semanal y mensual presenta una tendencia neutral. No hay que olvidar que en el largo plazo el objetivo bajista (71 y 71,50) es el resultante del patrón HCH grande que tiene como primer hombro el máximo de la semana del 28 de marzo de 2010, la cabeza en el máximo de la semana del 6 de junio del mismo año y el segundo hombro en el máximo de la semana del 29 de agosto de 2010. Este objetivo coincide con los mínimos observados en 2008 y que a su vez son los mínimos de los últimos 12 años. La resolución del llamado “Abismo Fiscal” determinara el curso del dólar para el primer semestre del año, dada la lentitud que ha mostrado el Gobierno y Congreso de los Estados Unidos para armar las diferentes piezas que conforman la solución para cruzar este abismo (techo de deuda-aplazada-, recorte de gasto e incremento de impuestos).

Si tiene alguna duda o comentario por favor escríbala en el recuadro al final de la página. El análisis aquí presentado esta protegido por derechos de autor. Queda prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización expresa de Finanzasydinero.com Finanzas y Dinero no se responsabiliza por las decisiones basadas en este análisis, el cual no constituye una recomendación de compra o venta de ningún titulo valor. Finanzas y Dinero no se compromete a publicar este análisis de manera diaria y este será publicado en la medida en que el autor o autores dispongan de la información y/o tiempo requerido para ello.