Análisis Técnico vs Análisis Fundamental

Mientras que el análisis técnico se concentra en el estudio del comportamiento del precio del mercado, el análisis fundamental se orienta al análisis de las fuerzas económicas que generan los movimientos del precio al alza, a la baja o a la consolidación.

El enfoque fundamental examina todos los factores relevantes que afectan el precio de mercado con el fin de determinar el valor intrínseco de ese mercado en particular. El valor intrínseco es lo que los fundamentales dicen que una acción debe valer basado en las leyes de la demanda y oferta. Si esta valor intrínseco esta por debajo del precio actual del mercado, entonces el precio de la acción de dicha empresa esta sobrevalorada y se debe vender. Si el precio del mercado esta por debajo del valor intrínseco, entonces esta subvalorada y se debe comprar.

Ambas aproximaciones intentan resolver el mismo problema: determinar en que dirección se moverán los precios. Cada uno lo hace de una manera distinta. El analista fundamental estudia las causas que mueven un mercado, el técnico estudia los efectos. El técnico, por supuesto, cree que el efecto es todo lo que se necesita saber y que las razones o causas no son necesarias para su análisis. El fundamentalista siempre tiene que saber el porque.

Muchos inversionistas se consideran: fundamentalistas o técnicos. En la realidad, muchos fundamentalistas tienen un amplio conocimiento de la interpretación gráfica. De igual forma, muchos técnicos tienen un conocimiento básico de los fundamentales. El problema es que en muchas ocasiones los fundamentales y las gráficas están en conflicto. Usualmente al comienzo de una tendencia importante, los fundamentales no pueden explicar lo que esta ocurriendo. Es en este momento critico cuando las dos aproximaciones difieren. Más tarde que temprano, vuelven a estar sincronizados pero ya es demasiado tarde para que el inversionista pueda hacer algo.

Una explicación a estas diferencias es que el precio tiende a adelantarse a los fundamentales, es decir actúa como un indicador líder de los fundamentales. Mientras que los fundamentales ya conocidos han sido descontados por el mercado, los precios están reaccionando a fundamentales desconocidos. Algunos de los mercados al alza o a la baja más importantes han comenzado con casi ningún cambio perceptible en los fundamentales. Para el momento en que estos cambios se hace evidentes ya la tendencia del mercado se encuentra en etapas más avanzadas.

Con la práctica el técnico desarrolla una habilidad para leer y confiar en las gráficas y los indicadores derivados del comportamiento del precio y el volumen. Aprende a invertir confiando en aquellas oportunidades en que el comportamiento del mercado va en contra de lo que se percibe a través de los fundamentales. El técnico no espera a que los fundamentales no revelados sean confirmados por el mercado.

Al aceptar las premisas del análisis técnico, uno entiende por que los técnicos consideran que su forma de actuar es superior a la de los fundamentalistas. Si un inversionista tuviese que escoger una de las dos aproximaciones, la decisión lógica debería ser el análisis técnico. Si los fundamentales están reflejados en el precio de mercado, entonces el estudio de estos fundamentales se vuelve irrelevante. La lectura de las gráficas se vuelve una versión reducida del análisis fundamental. Sin embargo no se puede decir lo mismo del análisis fundamental. Este análisis no incluye un estudio del precio. Es posible negociar en el mercado utilizando solamente el análisis técnico, pero es difícil pensar que un inversionista pueda negociar teniendo en cuenta solo los fundamentales.

Comentarios

  1. Alberto Lopez dice:

    Los últimos acontecimientos económicos de la crisis de Europa, ha llevado a que en los análisis técnicos se reducen los tiempos de manejo o correccion de una postura (corta o larga), porque son fundamentales nuevos supersensibles para nuestro mercado, que antes no influían tan directamente.