Decisión Tasa de Interés Banco de la República Agosto 15/2008

El Banco de la República decidió mantener su tasa de interés en 10,0%. El Banco considera que es probable que la inflación se mantenga alta en los próximos meses y posiblemente baje en los meses posteriores siempre y cuando las expectativas se mantengan a raya y no se generen efectos salariales importantes en próximo año. Las dos palabras subrayadas, a mi manera de ver, indican que el Banco esta viendo difícil lograr la meta de inflación de este año y no sabe muy bien si esta bajara en un futuro, pues una cosa es la posibilidad y otra la probabilidad. Es interesante la mención a los ajustes salariales ya que sin lugar a dudas este será un tema candente en las negociaciones salariales de fin de año y el Banco esta tratando de anclar las expectativas en este aspecto. De igual forma, el Banco ve con buen agrado la reducción en las expectativas de inflación incorporadas en el precio de los TES de referencia, lo cual si bien refleja este aspecto creo que también refleja la creencia del mercado en que el ciclo alcista en las tasas de interés llegó a su fin.

Con respecto al crecimiento, reitera sus proyecciones y considera que la demanda como la oferta están disminuyendo y que la primera ayudara a reducir la inflación en el futuro. A nivel externo el panorama es más pesimista que la última vez y seguira atento a su desarrollo. Hay que recordar que en la últimas semanas los datos de crecimiento economico de la economia europea, japonesa y china, entre otros, han sido desalentadores y han desmentido la teoría del desacople entre Estados Unidos y el resto del mundo.

Este es el comunicado del Banco:


Banco de la República mantiene inalterada su tasa de intervención

La Junta Directiva del Banco de la República en su sesión de hoy mantuvo por unanimidad inalterada su tasa de interés de intervención. De esta forma, la tasa base para las subastas de expansión continúa en 10%.

La inflación anual en julio se situó en 7.52%, 34 pb. por encima de la observada un mes atrás. Su aceleración se debió principalmente al incremento de los precios de los alimentos y los regulados. Varios indicadores de inflación básica también aumentaron en julio.

En contraste, las expectativas de inflación a varios plazos, medidas a partir del mercado de títulos de deuda pública TES, disminuyeron significativamente a partir de la decisión de la Junta Directiva pasada. Sobresale además la reciente disminución en las tasas de interés de largo plazo. Así mismo, la inflación de no transables sin alimentos ni regulados mostró en julio un descenso de 15 pb.

En el último mes la cartera conservó una dinámica similar a la observada un mes atrás con un crecimiento anual cercano al 18%. Las tasas de interés activas reales (deflactadas con el IPC sin alimentos) se redujeron ligeramente. El peso se ha depreciado frente al dólar en las últimas semanas.

El crecimiento en la economía mundial está disminuyendo de manera apreciable. La desaceleración ha sido marcada en Europa y Japón. Estados Unidos crece a una tasa un poco superior a lo proyectado meses atrás, pero se espera que crezca menos en los próximos trimestres. Existe además evidencia de que el crecimiento en un buen número de economías emergentes está disminuyendo.

La información disponible muestra que en Colombia también se ha moderado el crecimiento de la demanda interna y el producto. Condiciones financieras más apretadas y el efecto de los mayores precios de los alimentos y los combustibles sobre el ingreso disponible real han restringido la expansión de la demanda. A su vez, la oferta se ha visto afectada negativamente por los mayores costos de producción los cuales reducen el crecimiento de la producción al tiempo que elevan los precios.

Al mismo tiempo, la inflación continúa aumentando en muchos países y varios bancos centrales han incrementado sus tasas de interés. Los precios internacionales del petróleo, alimentos y otros productos básicos han caído recientemente, pero sus niveles se mantienen históricamente altos.

En balance, es de esperar que en 2008 la economía crezca entre 3.3% y 5.3%. Es probable que la inflación anual se mantenga alta en los próximos meses por los elevados precios de los alimentos y los combustibles. Posteriormente, tanto la inflación total como los indicadores de inflación básica podrán disminuir de manera gradual por el menor crecimiento de la demanda, siempre y cuando las expectativas de inflación continúen a la baja y el crecimiento salarial sea moderado.

Teniendo en cuenta lo anterior, la Junta mantuvo inalterada la tasa de interés de intervención. Así mismo, seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo de la situación internacional, del comportamiento y proyecciones de la inflación y el crecimiento, y reitera que la política monetaria futura dependerá de la nueva información disponible.

Bogotá, agosto 15 de 2008 ( 1:20 p.m.)