Decisión Tasa de Interés Banco de la República Julio 24/2009

El Banco mantiene estable la tasa de intervención en 4,5%. Como lo había mencionado el Banco en su comunicado anterior, y en este blog se había resaltado, este es el piso de corto plazo para la tasa de interés, es decir, no habrá nuevas reducciones. El Banco considera que la inflación será mucho menor al piso del rango esperado para el presente año, lo cual obedece a una fuerte contracción en la demanda interna y a las expectativas de inflación, principalmente. De igual forma el Banco presenta un tono optimista frente a la situación de la economía domestica y global, aunque muestra preocupación por el comportamiento negativo del comercio exterior colombiano, las remesas de los trabajadores y el fortalecimiento del peso colombiano, esto último como resultado del menor riesgo de la región y las colocaciones puntuales de bonos colombianas en el exterior. Esto quiere decir, que la apreciación del peso tiene un componente coyuntural y especifico (bonos) y otro que puede de ser de tipo más estructural. Hay que anotar, la ausencia de mención alguna a la política fiscal lo cual si hizo en el comunicado anterior.

Este es el comunicado:


[ad#inpost]

Banco de la República mantiene inalterada su tasa de interés de intervención

La Junta Directiva del Banco de la República en su sesión de hoy, por mayoría, mantuvo inalterada su tasa de interés de intervención. De esta forma, la tasa base para las subastas de expansión continuará en 4.5%.

La inflación anual al consumidor en junio fue 3.81%, cayendo por octavo mes consecutivo. Este descenso, mayor al esperado, se presentó nuevamente en los precios de los alimentos y los bienes regulados. Los indicadores de inflación básica continuaron disminuyendo y las expectativas de inflación de mediano y largo plazo se sitúan cerca del límite superior del rango meta de largo plazo fijado por la Junta (3%+/- un punto porcentual).

El comportamiento de los precios indica que la debilidad de la demanda interna y externa, las menores expectativas de inflación y la caída en los precios de los productos básicos frente al nivel máximo alcanzado en 2008, se están reflejando en menores presiones inflacionarias. La Junta prevé que la inflación anual termine el año por debajo del límite inferior del rango meta (4.5%).

La economía mundial se está estabilizando. Algunos indicadores económicos de Estados Unidos sugieren un quiebre en la tendencia negativa del crecimiento del producto en ese país. Las condiciones económicas en Europa todavía se están debilitando. El crecimiento de China se ha fortalecido considerablemente con impacto favorable sobre los precios de los productos básicos y las economías asiáticas. La mayoría de economías de América Latina continúan mostrando una reducción moderada en su crecimiento y una caída de la inflación.

Las primas de riesgo de varios países de América Latina se han reducido y de nuevo se ha registrado una apreciación de las principales monedas de la región frente al dólar. El peso colombiano no ha sido ajeno a esta situación y se ha fortalecido más de lo esperado, impulsado además por la colocación exitosa de bonos de empresas colombianas en el mercado internacional para financiar proyectos de inversión. La Junta Directiva es conciente de los riesgos asociados a la apreciación del peso en un ambiente de demanda externa débil, y continuará revisando cuidadosamente la situación del mercado cambiario.

En Colombia, la nueva información disponible sigue mostrando mejoras en los indicadores de opinión y confianza de las empresas y de los consumidores para el segundo semestre. Las exportaciones y las importaciones en dólares registran tasas anuales negativas de crecimiento, y los términos de intercambio se encuentran en niveles cercanos a los registrados a mediados de 2007. Así mismo, las remesas del exterior han venido cayendo a lo largo del año.

Gracias a la disminución de la tasa de intervención del Banco de la República, las tasas de interés activas y pasivas han caído persistentemente. La Junta Directiva espera que esta disminución continúe y estimule el crecimiento económico. El sistema financiero muestra un comportamiento saludable.

La Junta seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo de la situación internacional, del comportamiento y proyecciones de la inflación y del crecimiento y reitera que la política monetaria futura dependerá de la nueva información disponible.

Bogotá, 24 de julio de 2009 (2:24 p.m.)