Decisión Tasa de Interés Banco de la República Junio 19/2009

El Banco reduce en 50 puntos básicos la tasa de intervención, la cual pasa de 5,0% a 4,5%. El Banco acumula ya una reducción de 550 puntos básicos desde su máximo de 10% que alcanzó en el periodo de julio – diciembre de 2008. El Banco presenta un tono optimista frente a la situación de la economía domestica y global, y como menciono en el comunicado anterior, considera que en el segundo semestre del año la economía se recuperara, gracias a la política monetaria y fiscal.  Hay que resaltar la clara señal de que este es el piso de corto plazo para la tasa de interés, es decir, no habrá nuevas reducciones. Por lo anterior, la tasa de interés real (descontando la inflación) podría ser cero e incluso negativa si la inflación cae por debajo de 4,5%, esto le daría un fuerte impulso a la actividad económica y los mercados financieros locales.  Este es el comunicado:

[ad#inpost]
 

Banco de la República reduce 50 p.b. su tasa de interés de intervención

 La Junta Directiva del Banco de la República en su sesión de hoy redujo  50 p.b su tasa de interés de intervención. De esta forma la tasa base para las subastas de expansión será 4.5%.

La inflación anual al consumidor en mayo fue 4.77%, cayendo por séptimo mes consecutivo. Este descenso se presentó nuevamente en los precios tanto de los  alimentos como de los bienes no transables y los regulados.   Los indicadores de inflación básica continuaron disminuyendo y las expectativas de inflación de mediano y largo plazo se sitúan en la mitad superior del rango meta de largo plazo fijado por la Junta (3%+/- un punto porcentual).  

El comportamiento de los precios ratifica que la debilidad de la demanda interna y externa, las menores expectativas de inflación y la caída en los precios de los productos básicos frente al nivel máximo alcanzado en 2008,  se está reflejando en menores presiones inflacionarias. La Junta espera que la inflación anual caiga de manera apreciable en el mes de junio y termine el año por debajo del punto medio del rango meta (5%).

Algunos indicadores de expectativas en las economías industrializadas registran cambios positivos en sus tendencias, lo cual sugiere que podrían estar estabilizándose. La recuperación de la producción de China e India, al igual que la reactivación de las exportaciones en otros países asiáticos, han incentivado las compras de productos básicos y un mejor comportamiento de los mercados de capitales. Sin embargo, es de esperar que los efectos negativos de la crisis mundial se mantengan a lo largo del año.  En la mayoría de economías de América Latina se confirmó la contracción en el crecimiento del producto en los primeros meses del año, así como una caída pronunciada de la inflación. La fuerte devaluación de las monedas de América Latina registrada al principio de 2009 se ha corregido en un contexto de debilitamiento del dólar y menor percepción de riesgo de los países emergentes.

En Colombia, la crisis internacional se ha transmitido principalmente por el deterioro en las expectativas de los consumidores y productores y de una menor dinámica de las exportaciones y remesas. La información disponible para el segundo trimestre muestra que, aunque la debilidad de la actividad económica se mantiene, las expectativas de los empresarios y consumidores revelan signos de recuperación para el segundo semestre. El crédito sigue creciendo a buen ritmo, impulsado especialmente por la cartera comercial y el sistema financiero sigue mostrando un comportamiento saludable. La Junta Directiva espera que las tasas de interés de préstamos para las empresas y las familias continúen cayendo.

La nueva disminución de la tasa de interés de intervención, que se suma a las realizadas desde diciembre de 2008 y que alcanza 550 puntos básicos, refleja una política monetaria expansiva que impulsa el crecimiento económico sostenible, o sea, en un ambiente de inflación baja y estable. Buena parte del efecto de la reducción de tasas sobre la economía se verá en los próximos trimestres y, con la información disponible hasta el momento, no se esperan modificaciones en la tasa de interés de intervención en el futuro cercano. La fuerte expansión monetaria, la menor variación en los precios de los alimentos y regulados, un ambiente externo menos negativo y  un mayor dinamismo en las obras civiles permiten esperar una recuperación gradual del crecimiento económico a partir del segundo semestre del año.  

La Junta seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo de la situación internacional, del comportamiento y proyecciones de la inflación y del crecimiento y reitera que la política monetaria futura dependerá de la nueva información disponible.

Bogotá, 19 de junio de 2009 (12:18 p.m.)