Decisión Tasa de Interés Banco de la República Junio 20/2008

Contrario a lo que esperaba el mercado el Banco de la República decidió dejar inalterada su tasa de interés en 9,75%, aumentó el encaje ordinario a un nivel promedio de 10% y eliminó el encaje marginal. Esto permitirá reducir la disponibilidad de efectivo y es otro instrumento que el Banco puede utilizar para influenciar el nivel de las tasas de interés en la economía. Por el lado cambiario, tema que ha sido muy polémico en los últimas semanas, el Banco decidió sustituir el mecanismo de subastas de opciones put por el de subastas competitivas por un monto de USD$20 millones diarios.

El Banco considera que los recientes aumentos en la inflación tienen como origen factores climáticos y externos, este último por el alto precio de los bienes básicos que no ha sido compensado por la apreciación del peso. Por otra parte, presenta un panorama moderado con respecto al crecimiento futuro, el cual será menor debido a la desaceleración del crédito, el comercio y la industria, entre otros.


[ad#inpost]

El siguiente es el comunicado del Banco de la República:

Banco de la República mantiene inalterada su tasa de interés, revisa el esquema de intervención cambiaria y sustituye el encaje marginal por un encaje ordinario promedio de 10%

La Junta Directiva del Banco de la República en su sesión de hoy, por unanimidad, mantuvo inalterada su tasa de interés de intervención en 9.75%.

La inflación anual en mayo se situó en 6.39%, 66 puntos básicos por encima de la observada un mes atrás. Su aceleración obedeció principalmente al fuerte incremento en los precios de los alimentos no procesados debido a factores climáticos. Por su parte, los precios internacionales de los alimentos continúan en niveles elevados y, a pesar de la fuerte apreciación del peso, han presionado al alza los precios de la canasta familiar.

La Junta destacó que los indicadores de inflación básica se incrementaron en mayo y, al igual que las expectativas de inflación, la mayoría se mantiene en niveles superiores a las metas. Esto confirma que la fuerte expansión de la demanda en el pasado hacía necesaria su moderación con el fin de reducir las presiones inflacionarias y evitar un crecimiento que llegara a ser insostenible.

A pesar de que las condiciones externas continúan siendo favorables al crecimiento económico, los indicadores disponibles en el último mes sugieren una importante moderación en el crecimiento de la demanda interna y el producto. Estos incluyen el bajo crecimiento del comercio y la industria, la notoria desaceleración del crédito de consumo, la reducción en el indicador de confianza del consumidor y el bajo incremento en el consumo de energía. Se destaca, además, el efecto de factores de oferta sobre el crecimiento del PIB del primer trimestre del año, como la fuerte caída de la construcción de obras civiles, la huelga de Cerromatoso  y el menor número de días hábiles.

Tomando en cuenta lo anterior, la  Junta consideró  que con el nivel actual de las tasas de interés de intervención se está dando la moderación requerida en el crecimiento de la demanda y es prudente, por lo tanto, mantener la actual postura de política monetaria. Sin embargo, si las expectativas de inflación comenzaran a afectar los precios y los salarios, esta postura necesitaría ser revisada.

Por otra parte, la Junta decidió intensificar la acumulación de reservas  internacionales en lo que resta de 2008. Para esto ha reemplazado el esquema actual de acumulación de reservas mediante opciones mensuales de US$150 millones, por compras mediante subastas competitivas por un monto de US$20 millones diarios. Esto refuerza la política de acumular reservas internacionales con el fin de hacer frente a un eventual deterioro del entorno internacional. La medida aprovecha niveles de tasa de cambio inferiores a los sostenibles.

Los efectos monetarios de esta medida serán compensados para que la tasa de interés interbancaria se mantenga en niveles cercanos a la tasa de interés de intervención. Con tal propósito, a partir de septiembre se elimina el encaje marginal y se aumenta el encaje ordinario a un nivel promedio de 10% (11.5% para cuentas corrientes y de ahorro, y 6% para CDT). Así mismo, de llegar a ser necesario, el Banco abrirá sus ventanillas de contracción.

La Junta seguirá haciendo un cuidadoso monitoreo de la situación internacional, del comportamiento y proyecciones de la inflación y del crecimiento y reitera que la política monetaria futura dependerá de la nueva información disponible.

Bogotá, junio 20 de 2008 ( 8:25 p.m.)”