Decisión Tasa de Interés Banco de la República Octubre 24/2008

El Banco de la República decidió mantener inalterada su tasa de interés en 10,0%. Es claro que el Banco no va a ceder, en el corto plazo, en su lucha contra la inflación y menos ahora que el peso se ha devaluado de manera significativa en los últimos meses y se aproximan las negociaciones salariales donde los sindicatos empezaran a negociar con un incremento muy por encima de la inflación observada este año. La apuesta del Banco es una reducción en el ritmo de crecimiento de la economía colombiana, ayudada por los efectos del incremento en la tasa de interés como una menor demanda de crédito en especial el de consumo, los efectos colaterales de la crisis internacional y el menor precio de los bienes básicos. Esta reducción ayudará en el mediano plazo a controlar la inflación y como claramente lo menciona el siguiente paso de la política monetaria será una reducción de tasas de interés: “En la medida que las presiones inflacionarias de mediano plazo sigan cayendo, es apropiado pensar en un movimiento hacia una postura monetaria menos restrictiva.”

Las decisiones adoptadas con respecto al encaje son parte habitual de la política monetaria de fin de año y pretenden incrmentar la liquidez dada el incremento de la demanda por efectivo que ocurre en los meses de diciembre y enero. De todas formas esto puede reflejarse en menores tasas de interes y mejor acceso al crédito.

Este es el comunicado del Banco:


Banco de la República mantiene inalterada su tasa de interés, reduce el encaje bancario y adopta otras medidas de suministro de liquidez

La Junta Directiva del Banco de la República en su sesión del día de hoy, por mayoría, mantuvo inalterada su tasa de interés de intervención. De esta forma la tasa base para las subastas de expansión continuará en 10%.

La inflación anual al consumidor a septiembre fue de 7.57%, menor en 30 p.b a la del mes anterior. La caída de los precios de los alimentos explicó el buen resultado, ya que otros rubros de la canasta, como los precios de los regulados, ejercieron presiones al alza.  Los indicadores de inflación básica, por su parte, aumentaron nuevamente, y las expectativas de inflación se mantienen estables pero por encima de las metas.

La nueva información disponible confirma el debilitamiento de la actividad productiva en Colombia, en especial de la industria y el comercio. En el último mes se ha presentado un marcado deterioro del contexto internacional que ha acentuado la restricción del crédito a nivel mundial y el menor crecimiento de nuestros principales socios comerciales. Adicionalmente, el sector productivo colombiano está sintiendo los efectos negativos del aumento en los costos  y la caída de la demanda.

Los precios de los activos continúan mostrando una gran volatilidad y se han incrementado las primas de riesgo y las tasas de interés externas para todas las economías emergentes. Lo anterior se ha reflejado en Colombia en la devaluación del peso.

Los precios de los alimentos, la devaluación del peso y, eventualmente, los mayores costos salariales podrían mantener alta la inflación total en los próximos meses. Sin embargo, se espera que la debilidad de la demanda y la reciente reducción en los precios internacionales de los principales productos básicos se conviertan en menores presiones inflacionarias en el futuro. En la medida que las presiones inflacionarias de mediano plazo sigan cayendo, es apropiado pensar en un movimiento hacia una postura monetaria menos restrictiva.

De acuerdo con lo anterior y con el fin de facilitar el buen funcionamiento de los mercados monetario y de crédito y la debida irrigación de la liquidez, la Junta decidió, por unanimidad, facilitar el manejo de la liquidez del sistema financiero en los próximos meses tomando las siguientes medidas:

  • Reducir el  encaje bancario de las cuentas corrientes y de ahorro, de 11.5% a 11% y de los depósitos a término a plazos menores a 18 meses de 6% a 4.5%. La medida tendrá efectos a partir de la bisemana de cálculo requerido de encaje que se inicia el 19 noviembre. Se estima que con esta medida se liberarán recursos cercanos a 1 billón de pesos en el mes de diciembre.
  • Ampliar  de dos a  tres semanas el cómputo del encaje para el cierre del año.
  • Otorgar liquidez transitoria con operaciones repo de  plazos de 14 y 30 días. Los montos serán anunciados oportunamente.
  • Comprar TES de manera definitiva por un monto de $ 500 mil millones, a los cuales se adicionará el equivalente en pesos de la venta de divisas realizadas con el sistema de opciones de volatilidad.
  • Cerrar temporalmente a partir del próximo lunes las subastas de contracción mediante depósitos remunerados no constitutivos de encaje y mantener abierta la ventanilla “lombarda” de contracción.

La Junta seguir á haciendo un cuidadoso monitoreo de la situación internacional, del comportamiento y proyecciones de la inflación y del crecimiento y reitera que la política monetaria futura dependerá de la nueva información disponible.

Bogotá, octubre 24 de 2008 (3:40 p.m.)