Forex y los mercados financieros

El mercado de intercambio de divisas o Forex, como se le conoce en ingles, es el término genérico con el que se denomina al conjunto de instituciones mundiales que existen para el intercambio o negociación de divisas. También se le llama mercado FX. Este es un mercado extrabursatil o “over the counter”, lo cual significa que no hay un mercado común centralizado ni instituciones que se encarguen de velar por el cumplimiento de las ordenes. Los negociantes en FX y los creadores de mercado están conectados entre si vía telefónica, computadores y fax, creando así el mercado.

Durante los últimos años, la negociación de divisas se ha vuelto muy popular entre los inversionistas medianos y pequeños. En 2010 el volumen diario negociado alcanzo los USD$4 trillones, lo cual es veinte veces el valor de los que se transa diariamente en las bolsas de Nueva York y NASDAQ. El crecimiento en el volumen negociado fue de 20% con respecto a 2007.  Una de las explicaciones del incremento en el volumen de negociación esta en el surgimiento de las transacciones en línea las cuales han permitido el acceso de nuevos jugadores al mercado, en su gran mayoría pequeños inversionistas (entre 8 y 10 por ciento del mercado) así como la utilización de algoritmos computacionales de alta frecuencia, los cuales controlan el 25% del mercado según el último informe del Bank of International Settlements.

Otro factor detrás del surgimiento del mercado Forex es la relación existente con el mercado de bonos y acciones. Esto ha generado que muchos inversionistas le presten atención ha este mercado con el fin tomar decisiones de negocios más acertadas. Estos factores son:

  • Relación con las ganancias corporativas. Los negociantes o traders que participan el mercado accionario, especialmente aquellos que negocian con empresas europeas que exportan a Estados Unidos, monitorean las tasas de cambio con el fin de predecir las ganancias futuras así como la rentabilidad empresarial. Cuando la tasa EUR/USD (dólares que hay que pagar por un euro) sube las ganancias de las empresas europeas exportadoras disminuyen debido a que sus productos son más caros para los importadores norteamericanos. Por ejemplo, en 2003 la empresa química Dutch State Mines advirtió que un incremento del 1% en el EUR/USD reduciría sus ganancias entre 7 a 11 millones de euros.
  • El dólar y el índice Nikkei. Los inversionistas extranjeros, especialmente los norteamericanos, deben estar atentos a la relación entre el USD/JPY (JPY significa Japanese Yen) y el índice accionario Nikkei. Recientemente la economía japonesa salio brevemente de un periodo de estanflación (estancamiento económico con inflación) y muchos inversionistas institucionales norteamericanos habían subvalorado este mercado en sus portafolios de inversión global. Cuando la economía empezó a crecer nuevamente, estos fondos se apresuraron a recomponer sus portafolios y empezaron a comprar acciones japonesas con el fin de aprovechar la recuperación económica de este país. Los fondos de arbitraje o hedge funds empezaron a pedir prestado en dólares con el fin de financiar estas inversiones, sin embargo el incremento en las tasas de interés de Estados Unidos incremento el costo de estos recursos y limito el mercado alcista japonés. La Reserva Federal de Estados Unidos o FED, en el pasado reciente ha incrementado sus tasas de interés con el fin financiar el creciente déficit en cuenta corriente. Esto hace que las inversiones en dólares sean más atractivas. Por lo tanto, la política monetaria norteamericana tiene un efecto sobre el dólar e indirectamente sobre el mercado accionario japonés.
  • George Soros. En el mundo de los bonos, unos de los hombres más famosos en la historia del mercado forex es George Soros. Se le conoce como el hombre que quebró el Banco de Inglaterra. En 1990 el Reino Unido decidió unirse al Exchange Rate Mechanism (ERM) o Mecanismo de Tasas de Cambio del Sistema Monetario Europeo con el fin de participar en una economía europea estable y con bajas tasas de inflación generados por la política monetaria del banco central alemán o Bundesbank. Esta alianza vinculaba la libra esterlina con el marco alemán, lo que significa que el Reino Unido estaba sujeto a las políticas monetarias establecidas por el Bundesbank. A comienzos de los noventa, Alemania incrementó de manera agresiva sus tasas de interés con el fin de evitar un brote inflacionario resultado de la reunificación alemana. Sin embargo, el orgullo nacional y el compromiso de unas tasas de cambio fijas en el marco del ERM evitaron que el Reino Unido devaluara la libra esterlina. El miércoles 16 de septiembre de 1992, también conocido como el Miércoles Negro, George Soros apalanco la totalidad de su fondo (USD$1 billones) y vendió USD$10 billones de libras apostando en contra de la existencia del ERM. Esto esencialmente “quebró” el Banco de Inglaterra y forzó la devaluación de su moneda. En tan solo 24 horas, la libra esterlina cayo 5% o 5000 pips. El Banco de Inglaterra prometió incrementar sus tasas de interés con el fin de atraer a los especuladores a comprar la libra esterlina y así detener su caída. Como resultado, los mercados de bonos experimentaron una volatilidad extrema, con la tasa LIBOR a un mes incrementándose un uno por ciento y luego retrocediendo en la misma magnitud en menos de un día. Si los inversionistas en bonos hubiesen estado al tanto de lo que ocurría en el mercado forex, no se habrían quedado asombrados con lo que pasaba en su mercado.
  • En los últimos años se ha especulado con la revaluación del Yuan (moneda oficial de China) y en efecto desde 2005 China ha permitido pequeñas revaluaciones de su moneda con el fin de reducir los desbalances comerciales con las demás potencias mundiales. China ha mantenido artificialmente su moneda dentro de un estrecho rango de negociación con el fin de garantizar la competitividad de sus empresas y mantener su crecimiento económico. Esto ha generado rechazo por parte de las empresas y gobiernos alrededor del mundo. Se estima que el sistema cambiario chino ha mantenido el yuan por debajo de su valor real entre un 15 a 40%. Para lograr mantener este sistema, el gobierno chino ha vendido yuanes y comprado dólares cada vez que la tasa de cambio esta por encima de la banda superior. Con los dólares que ha comprado, el gobierno compra bonos del Tesoro norteamericano. Es así como el gobierno chino se ha convertido en el principal tenedor de bonos norteamericanos y esta demanda por bonos del Tesoro ha mantenido las tasas de interés bajas. Una revaluación del yuan trae problemas para el mercado de bonos del Tesoro, ya que esto significa una menor demanda por parte de su principal participante. Esto significaría mayores tasas de interés y menores precios. Por consiguiente, los inversionistas en el mercado de bonos deben seguir con detenimiento lo que pase en el mercado forex, en este caso con el yuan.