Los Mandamientos del Inversionista

Este artículo se público originalmente en Finanzasydinero.com hace unos años y debidoa problemas técnicos se había borrado de la base de datos. Debo agradecer a JCLovera miembro del foro de E-Bursatil por haberlo guardado despues de tantos años. Mil gracias!!

Invertir no es un juego. Muchas personas entran al mundo de las finanzas guiadas por las historias fantásticas de grandes inversionistas del mundo financiero que hicieron su fortuna, aparentemente, de la noche a la mañana. Creen que hay una formula mágica que les permitirá hacer trillones de trillones de dólares, sin mover un dedo. Pero lamentablemente se estrellan contra la dura realidad del mercado, el cual es implacable con los inversionistas novatos, les quita su capital y los deja maldiciendo su suerte. Esta es la lista de los mandamientos del inversionista, para aquellos que están dispuestos a enfrentar el reto y desean el camino largo y espinoso, pero que al final recompensa con dinero y conocimiento.

1. Hay que preservar el capital. Unas de las reglas más famosas de Warren Buffet dice: “Primera regla: Hay que preservar el capital. Segunda regla: No olvidar nunca la primera regla.” El capital de un inversionista es su munición y esta debe ser utilizada cuando se presente una buena oportunidad. Si se deja que las perdidas aumenten, esperando que el mercado se compadezca del inversionista, este tarde o temprano terminara sin capital y se enfrentara al dilema de hacer efectiva esa perdida o adicionar más capital a una posición perdedora con la esperanza de que todo cambie. Para ser un inversionista exitoso hay que saber como lidiar con las pérdidas.

2. Toda perdida no realizada es una perdida. Todo inversionista o trader enfrentara perdidas, no hay un mecanismo que asegure que en el 100% de las transacciones se va a obtener una ganancia. Como se manejen las perdidas separa a los buenos inversionistas de los malos. El 95% de los inversionistas tienden a tomar ganancias rápidamente y dejar que las posiciones que tienen perdidas continúen. En el largo plazo terminan perdiendo su capital. Es fácil tomar las ganancias y difícil dejarlas crecer y es fácil dejar crecer las perdidas y difícil tomarlas, porque sicológicamente una perdida no es tal sino se hace efectiva.

3. Hay que tener un nivel de riesgo/ganancia (R/G). El R/G es un factor que el inversionista debe establecer antes de entrar y/o salir de una posición. Siempre hay que mantener el R/G al menos en 1:1 (se espera ganar un peso arriesgando perder uno), ya que si el inversionista sufre una perdida le tomara solo una transacción exitosa para recuperar esta perdida. Si el R/G es menor que uno, esta se vuelve en contra del inversionista ya que tendrá que tener numerosas transacciones exitosas antes de recuperar una sola perdida, y en el proceso estará exponiendo su capital a mayores perdidas.

4. Hay que ser humilde. Cuando el inversionista es exitoso se siente invulnerable, dueño del mundo, “master of the universe”, entonces el mercado se encarga de recordarle que es uno más. El mercado no discrimina. A veces la mejor transacción es aquella que no se hace. A veces hay que simplemente apartarse del mercado. Al mercado hay que respetarlo, hay que escucharlo, ya que el siempre da las respuestas a la preguntas que buscamos. El mercado premia a los inteligentes y humildes, y castiga a los perezosos y engreídos. El mercado siempre tiene la razón, es el inversionista el que puede estar en el lado incorrecto: compra cuando el mercado esta en su punto máximo o viceversa.

5. La avaricia es la peor motivación para invertir. El mercado siempre castiga la avaricia y siempre premia la moderación. Nunca trate de hacer todo el dinero en una sola transacción, si lo hace ya no esta invirtiendo sino apostando. Hay una delgada línea que separa a los inversionistas de los apostadores, siempre que hay dinero de por medio hay quienes toman decisiones ciegamente. Si quiere ser un inversionista exitoso no piense como un apostador, no tome decisiones a ciegas y no dependa de la suerte, porque la suerte viene y va, como los apostadores, a la larga son los inversionistas los que quedan.

6. No agrandar una posición perdedora. Un error común en los inversionistas novatos es aumentar el tamaño de una posición que esta generando perdidas ya que esto, dicen algunos, ayuda a bajar el punto de equilibrio. Sin embargo esto sucede solo si el precio reversa su dirección a favor de la posición. ¿Pero que pasa si el precio continúa en contra de la posición? Las pérdidas aumentan a una mayor velocidad ya que el tamaño de la posición ha aumentado. Muchos inversionistas siguen aumentando su exposición en espera de un cambio de tendencia que los favorezca y le ayude a alcanzar su punto de equilibrio, pero el único punto de equilibrio que logran es cuando su margen se agota y deben liquidar con grandes pérdidas. No hay nada peor que ver desaparecer el capital por tener que cumplir con un requerimiento de margen. No culpe al mercado por sus errores, cúlpese a usted mismo.

7. Hay que aprender de los errores. Como inversionista soy el único responsable de mis decisiones y de mis acciones, ya que yo soy el único que tiene que vivir con las consecuencias de estos actos. No importa si el resultado es bueno o malo, lo importantes es entender y aceptar las consecuencias de todas las decisiones. Cuando negocio se que solo hay dos resultados: ganar o perder, y debo estar preparado mentalmente para ambos, porque si no soy capaz de aceptar la responsabilidad por mis actos entonces no debería estar en el mercado. Como inversionista dependo de mis propias opiniones y saco mis propias conclusiones, puedo escuchar consejos pero yo soy el único que decido que hacer: nunca dejo que otros tomen decisiones por mí. ¿Porque muchos inversionistas culpan a otras personas cuando hacen un mal negocio? Porque es parte de la naturaleza humana culpar a otros y dejar que otros tomen las decisiones por usted. Aprenda de sus errores y aprenda a tomar sus propias decisiones, solo así se convertirá en un buen inversionista.

8. No hay que dejarse dominar por las emociones. Muchos inversionistas novatos cuando pierden dinero, sienten la necesidad de tomar revancha con el mercado y recuperar lo que perdieron, entonces empiezan a negociar indiscriminadamente y sus pérdidas aumentan más y más. Nunca deje que sus emociones nublen la razón, nunca trate de recuperar su dinero inmediatamente, lo único que lograra es perder aún más. Lo mejor que puede hacer es alejarse del mercado e intentar nuevamente con la cabeza despejada, no importa cuanto tiempo tome en lograrlo. Esto separa a los veteranos de los novatos.

9. La mejor acción es la que no se hace. No hay que negociar por negociar. Muchas veces el mercado no ofrece una buena oportunidad para negociar y lo mejor es no hacer nada y esperar. ¿Que pasa si el inversionista se apura y negocia solo por estar en el mercado? Simple: pierde y volverá a perder si lo intenta de nuevo. La clave para ser un inversionista exitoso es saber cuando parar. Un inversionista debe saber como y cuando parar y estar por fuera del mercado. Es difícil parar, pero es importante hacerlo y alejarse del mercado por un tiempo cuando las cosas no van a su favor, porque una par de malas transacciones se pueden convertir en una mala racha. Si un inversionista no sabe parar, eventualmente se quedara sin capital.

10. El tamaño si importa. Uno de los errores más comunes en los inversionistas novatos es el tamaño de la posición o de la inversión. Muchos novatos incrementan su posición una vez han tenido un par de buenas transacciones y esto es un grave error. El tamaño de una posición no solo incrementa las ganancias, también incrementa las perdidas. Otro error común es incrementar el tamaño de una posición luego de haber experimentado una perdida, con la esperanza de recuperar lo perdido. Este el momento en que el inversionista es más vulnerable, ya que esta involucrado emocionalmente con la transacción y una mayor posición puede llevar a mayores pérdidas. Lo mejor que puede hacer un inversionista es reducir el tamaño de las posiciones futuras luego de haber experimentado una o varias perdidas, por que no hay que olvidar que lo más importante es preservar el capital. La perdida de capital limita las posibilidades de recuperar las perdidas y tarde o temprano forzará al inversionista fuera del mercado.

Comentarios

  1. Hola,

    un artículo muy interesante e ilustrador… Respecto al nivel de riesgo vs. ganancia, he encontrado a faltar algo sobre la diversificación de riesgos aunque quizás lo hayan tratado en otro artículo.

    En relación a este punto, como ven la aparición de nuevas oportunidades de inversión a través del crowdfunding? qué peso pueden tener en una cartea de inversión? En Europa hay empresas de crowdfunding que están creciendo rápidamente, especialmente en el Reino Unido, e incluso en España. Permiten la inversión en empresas a través de capital (p.ej. http://www.thecrowdangel.com) o de préstamo (www.arboribus.com).

    ¿Cómo ven este fenómeno?

    Saludos!